Contáctanos! Puedes llamarnos a 938 49 07 77 o envíanos un correo Envíar correo

guia limpieza profunda de cocina

Todos estamos ocupados con el trabajo, la familia, estudios, etc… lo que nos lleva a limpiar lo mínimo todos los días. Pero, de vez en cuando es importante ir un poco más allá. Por eso en tu web para comprar aspiradores Karcher http://karcher-tienda-tmgblog.com te traemos una guía para la limpieza profunda de la cocina.

Herramientas que necesitarás para limpiar

No necesitas demasiadas cosas para hacer una buena limpieza de tu cocina, lo básico sería:

  • Paños de microfibra: los que más te gusten, de la marca que prefieras. Que te sirvan para limpiar distintas superficies.
  • Desinfectante de cocina: puedes usar detergentes karcher domésticos o preparar el tuyo. Una receta sencilla es una cucharada de lavavajillas en una botella con atomizador y llenarla con agua.
  • Limpiador de mango largo.
  • Una esponja lavavajillas.
  • Vinagre blanco.
  • Bicarbonato de soda.
  • Pintura de retoque.

Guía para la limpieza profunda de la cocina

Sigue estos pasos para tener una cocina mucho más limpia. Sabemos que puedes limpiar tu casa rápido, pero estamos hablando de un proceso mucho más profundo.

Pre-limpieza: Eliminar todo lo que esté demás

La cocina, aparte de ser el sitio donde preparamos todas las comidas, es un espacio de encuentro. Todos llegan a la cocina, los niños pueden dejar sus trabajos del colegio en la encimera o los adultos las llaves y carteras.

Entonces, la cocina se convierte en un espacio desordenado. Pero puedes arreglar eso, necesitarás una cesta grande para cada uno de los miembros de la familia.

Recoge todos los elementos que estén fuera de lugar en la cocina, en encimeras o mesa principalmente. Luego, limpia las superficies para eliminar cualquier residuo pegajoso o brozas. Coloca las cosas en cada cesta de cada miembro de la familia o, si quieres, usa una cesta grande y pídele a los niños que lo repartan a sus dueños.

Lo ideal para evitar que la cocina se llene de cosas es tener una zona para colocar los objetos cuando entran a la casa. Esta debería estar cerca de la entrada, en una esquina de la cocina o del salón.

Lava todos los platos que estén sucios y guárdalos.

Luego, es momento de revisar las cajones y gabinetes, ahí también habrá cosas que estén demás. Si son basura bótalas, si pertecenen de alguno de los miembros de la familia ponlas en las cestas. Regala los libros de recetas que ya no uses o colócalos en la biblioteca de la casa.

Al terminar esto limpia cajones y armarios.

Vacía el refrigerador, ordénalo, ve que está viejo y que ya no cocinarás. Límpialo, si es necesario desconéctala. Lava las bandejas de hielo. Lo ideal es limpiarlo con vinagre y colocar bicarbonato de sodio en un envase pequeño para desodorizarla.

Usa el desinfectante y friega la cocina

Podrías comenzar por las ventanas, techo y paredes. Abre las ventanas para ventilar el espacio, que entre y salga aire; aprovecha y límpialas. Quita las cortinas y lávalas. Puedes usar el detergente casero que mencionamos anteriormente o comprar un limpiavidrios.

Lo siguiente es el techo, aplica con un atomizador una mezcla de 50/50 de agua y vinagre. Y luego pasa un paño de microfibra. Si tienes ventilador es momento de limpiarlo también. Puedes utilizar un aspirador Karcher para quitar el polvo de las esquinas y espacios más difíciles.

Luego, debes limpiar las paredes. Échales la misma solución que al techo, igual pasa un paño de microfibra. También higieniza cualquier conducto de calefacción, enchufes e interruptores.

Lo siguiente a limpiar serían las puertas de los armarios y los pomos. De ahí pasa a las sillas, la isla, encimera o mesas. En general, todas las superficies de la cocina.

limpiando cocina

Limpia el horno

Para limpiar el horno necesitarás trapos, jabón lavavajillas, bicarbonato de sodio, agua, una botella con atomizador, vinagre y espátula de plástico.

Quita las rejillas o bandejas del horno y ponlos en remojo con una solución de agua jabonosa, luego frótalos, enjuaga y deja secar. El siguiente paso es mezclar media taza de bicarbonato de sodio con 3 tazas de agua caliente y echa esa solución en toda la parte interna del horno con un atomizador.

Deja que repose por una o dos horas y así se soltará toda la grasa pegada. Si no funciona retíralo y vuelve a aplicarlo. Para las áreas más difíciles usa la espátula con una solución mitad vinagre mitad agua.

Al terminar pasa un paño limpio por todas las superficies.

Limpia el refrigerador

Debes haber limpiado la parte interna de este durante la primera etapa de pre-limpieza. Pero, ahora es momento de limpiarlo por fuera. Especialmente la parte superior, aplica el aerosol limpiador y déjalo por un minuto, luego frótalo y quita todo el polvo que queda.

Utiliza la aspiradora para limpiar la parte de atrás del refrigerador, recuerda desconectarlo.

Recuerda pasar un paño por las puertas y los lados, si es de acero inoxidable púlelo frotando el producto indicado para esta superficie.

Truco: Para eliminar olores coloca una pastilla de Alka-Seltzer en un vaso, ponlo en la parte de atrás del refrigerador. También puedes dejar dos motas de algodón en un plato con extracto de vainilla.

Limpia la estufa

Este proceso dependerá del tipo de estufa que tengas. Básicamente necesitarás jabón lavavajillas, limpiador multipropósito, bicarbonato de sodio, esponja o trapos, pulidor de acero o limpiador de vidrios.

  • Estufa eléctrica: Limpia la estufa con un trapo mojado, luego espolvorea bicarbonato de sodio, puedes agregar limón o vinagre, deja actuar. Frota bien con una esponja, retíralo con una toalla. Luego limpia las perillas, pule el acero inoxidable si es necesario.
  • Estufa de gas: retira las rejillas, sumérgelas en agua caliente con jabón, frótalas. Limpia la estufa con un trapo medio mojado, espolvorea bicarbonato de sodio, frota bien, retira con la toalla. Limpia las perillas y pule de ser necesario.
  • Estufa de vitrocerámica: pasa un trapo húmedo por la estufa, echa un poco de bicarbonato de sodio, frótalo con una esponja no abrasiva, con una espátula de plástico retira lo que esté más pegado. Retira la mezcla. Echa un limpiador de vidrio y pasa un último paño para que quede limpia.

limpiar encimera de cocina

Limpieza de los electrodomésticos

El microondas probablemente es uno de los aparatos más usados en la cocina. Si está muy sucio puedes colocar dentro un bowl grande con agua y vinagre por cinco minutos, espera que se enfríe y sácalo. Esto ablandará la suciedad y será más fácil quitarla solo pasando un trapo. Por último, pule el frente del microondas.

Truco: toma un puño de servilletas húmedas y colócalo en el microondas por entre 3 y 5 minutos. El vapor ablandará la suciedad.

También aprovecha para limpiar el lavavajillas automático, puedes ponerlo a funcionar vacío. Coloca el detergente y ponlo a andar. Recuerda limpiar el filtro.

Si tienes un tostador de pan, quita todas las brozas de este. Además, pásale un trapo por fuera. Haz lo mismo con la licuadora y batidora.

No te olvides del hervidor de agua, este siempre se quedará con restos de minerales. Para limpiarlo hierve mitad agua mitad vinagre. Deja que se asiente por entre 15 y 20 minutos, luego enjuágalo. Después hierve solo agua caliente y bótala, así eliminas cualquier resto de vinagre.

La cafetera también debes limpiarla regularmente. Ponla a funcionar sin filtro con una mezcla mitad agua mitad vinagre. Luego, actívala solo con agua para eliminar el sabor a vinagre. Y pásale un paño por fuera.

Limpieza profunda de los armarios

Si sientes que es mucho trabajo o tienes demasiados armarios, limpia uno a la vez. Comienza vaciando el contenido de este. Bota cualquier comida que esté vencida o que no se vea en buen estado.

Si es un armario que no tiene comida, sino la vajilla o herramientas de cocina, revisa que todos estén en buenas condiciones y si no los usas dónalos.

Cuando vacíes los armarios de la cocina, pasa un paño con desinfectante y luego sécalos. Coloca de nuevo las cosas dentro. Y luego pasa un trapo por las puertas.

Lava las encimeras, el lavabo y el suelo

Para el lavabo lo que se recomienda hacer es poner a hervir agua y echarla por el drenaje, para limpiar y matar los gérmenes. Limpia la malla que recoge la basura del lavabo con un cepillo y jabón.

Para limpiar el resto del lavabo podrías usar bicarbonato de sodio o un desinfectante y frotar con una esponja, tanto los lados como el fondo, así como el grifo.

Las tablas de picar bien sean de madera o de plástico, debes limpiarlas bien. Puedes usar sal gruesa, con medio limón y frotar con fuerza. O limpiar con vinagre directamente. Las tablas de madera puedes humedecerlas con aceite mineral o de coco para evitar que tengan grietas.

Aplica con el atomizador el limpiador que hiciste o que compraste en todas las encimeras. Si son de granito termina con un limpiador de vidrio o un producto especial para conseguir más brillo.

Como ya sabes, lo mejor es limpiar de arriba hacia abajo. Comenzamos por el techo, así que se termina por el suelo. Antes de hacerlo mueve todos los muebles que puedas.

Comienza por el final de la cocina, barre cuidadosamente la tierra y el cabello hasta un punto del suelo. Hazlo metódicamente sin que quede un centímetro sin barrer. Recoge todo esto y llévalo a la basura.

Por último, pasa un trapo húmedo por todo el piso para eliminar cualquier resto. Y, luego deja que se seque.

Esta guía para la limpieza profunda de la cocina te será muy útil al momento de poner esta habitación tan importante de tu casa en orden. Si necesitas productos o detergentes para limpiar no dudes en contactarnos.

guia para limpiar cocina infografia

Fuente infografía

Sin comentarios

You can post first response comment.

Deja un comentario

Please enter your name. Please enter an valid email address. Please enter a message.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies